Suspenden labores de rescate en la zona devastada por el volcán

 

Las autoridades de Guatemala suspendieron este jueves las labores de búsqueda y rescate en la zona devastada por la erupción del Volcán de Fuego en el país centroamericano hace cuatro días, cuyo saldo se eleva a 109 muertos y 197 desaparecidos.

La decisión se tomó luego de 72 horas de trabajo en las zonas devastadas por avalanchas de lodo y material incandescente que dejaron sepultadas varias comunidades.

Las condiciones climáticas no son las adecuadas para preservar la integridad física de los socorristas, y luego de 72 horas de búsqueda y rescate de sobrevivientes se ha tomado la decisión de suspender las acciones, dijo David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) de Guatemala.

Un puesto de vigilancia evaluará el área constantemente y si las condiciones cambian se reanudarán las labores de rescate.

Recordemos que en el lugar pueden ocurrir explosiones y con la lluvia pueden descender lahares (agua mezclada con material volcánico) por el material depositado en las barrancas, explicó De León.

Tras la suspensión de las tareas de búsqueda, algunos familiares de desaparecidos ingresaron a la zona cero con la finalidad de seguirlos buscando.

Ya no los vamos a recuperar completos, ahora aunque sea en pedazos queremos encontrarlos para darles un entierro digno, comentó resignado Luis Vásquez, poblador de Escuintla, al aceptar el ingreso de maquinaria pesada para demoler la vivienda y buscar los restos de los siete familiares que perdió en la erupción.

La erupción del domingo pasado provocó una avalancha de flujo piroclástico que desbordó una ladera natural del volcán, ubicado a unos 50 kilómetros de la capital, que dejó 100 muertos y 197 desaparecidos, según la Conred.

Adicionalmente, afectó a 1.7 millones de personas, provocó el desalojo de 12 mil personas y hay 3 mil 300 pobladores en albergues.

Las autoridades admitieron que una comunicación deficiente entre la Conred y vulcanólogos retrasó el desalojo de pobladores de las faldas del volcán.

La titular de la Fiscalía General, María Consuelo Porras, ordenó una investigación para establecer si se activaron los protocolos necesarios para tomar decisiones prudentes y ordenar el desalojo de los pobladores.

Las diligencias de la indagatoria serán coordinadas por la Fiscalía de Delitos Contra la Vida y la Integridad de las Personas, indicó la fiscalía en un comunicado.

La agencia nacional de desastres de Guatemala vigiló por varias horas las actividades del Volcán de Fuego, pero inicialmente señaló que no era necesario desalojar la zona.

La actividad volcánica comenzó el domingo temprano y por la tarde ocurrió una explosión, por lo que se giró la orden de desalojar, pero una estela de fuego y gas se precipitó sobre las faldas del volcán sin dar tiempo de salir a muchos.

Por su parte, Estados Unidos informó que a solicitud del gobierno de Guatemala ha enviado asistencia de emergencia, que incluye recursos financieros para ayudar a satisfacer las necesidades de alimentos, agua y saneamiento de la población afectada.

Un avión C-17 de la fuerza aérea de Estados Unidos trasladó a seis niños a Texas para recibir tratamiento por las quemaduras que sufrieron en la erupción volcánica.

La embajada estadunidense en Guatemala informó el jueves que los menores serán atendidos en el Hospital Shriner’s, de Galveston.

México prestará asesoría técnica médica con el envío de un equipo de especialistas en quemaduras, con la posibilidad de que los pacientes graves que lo requieran sean canalizados hacia hospitales mexicanos. Asimismo, se puso a disposición de las autoridades guatemaltecas dos unidades médicas móviles y una unidad de logística y supervisión para realizar acciones de atención primaria en salud y prevención de enfermedades en la zona afectada.

Chile anunció que cooperará con tecnología para la vigilancia temprana de volcanes.

La brigada de médicos de Cuba que reside en Guatemala también colabora en tareas de apoyo en los albergues.

Entre la población civil también se han dado gestos de solidaridad, como el caso de unos estilistas que donaron cortes de cabello en un albergue de Escuintla para los sobrevivientes del Volcán de Fuego, ya que tras las explosiones que despidieron una combinación de gas caliente, lodo y cenizas ardientes, a muchos de ellos se les quemó el cabello.

El Volcán de Fuego, uno de los tres colosos activos que hay en el país, con una altura de 3 mil 763 metros, está ubicado en una zona donde se unen tres de los 22 departamentos de Guatemala: Esc

Leave a Reply

Your email address will not be published.