El mejor bailarín es mexicano; ‘los sueños no se cumplen en un día’

El mejor bailarín del mundo es mexicano. Se trata de Isaac Hernández, quien a sus 28 años fue reconocido con el Premio Benois de la Danse, el más importante del mundo de la danza, equiparable al Oscar en el cine.

“Pienso en mi país, es el primer Benois de la Danse que se va a México, así que estoy muy orgulloso de llevármelo a mi país”, dijo en su discurso de aceptación.

Recibió el premio entre aplausos y vitoreos en el Teatro Bolshoi de Moscú, uno de los más importantes del mundo y que él ya había pisado en el 2005 como bailarín. Lo recibió en un país conocido por tener la mejor escuela de ballet del mundo.

Un gran logro para este tapatío que, de hecho, no inició en una escuela de ballet. Aprendió a bailar a los 8 años en el patio de su casa bajo la tutela de su papá, también bailarín. Aún recuerda cuando él y sus hermanos tenían que recorrer la ropa del tendedero para tener espacio para bailar.

A los 13 años recibió el Premio Nacional de la Juventud y un año después se convirtió en el único bailarín en ganar por dos años consecutivos la medalla de oro en el Youth America Grand Prix en Nueva York. Comenzaron a llegarle becas para prestigiosas escuelas y compañías en el extranjero.

“Para mí era muy importante seguir mi sueño porque era el motor de mi vida. Yo necesitaba saber que tenía un propósito muy importante que cumplir y poder despertar día a día pensando que había algo por lograr, me parece que es fundamental para cualquier ser humano este sentimiento que nos impulsa y nos lleva a creer y a seguir adelante”, contó en entrevista.

Estuvo en el ABT Studio Company en Nueva York y en el 2008 se incorporó al San Francisco Ballet, rápidamente logró ser solista. En 2012, se integró al Ballet Nacional de Holanda también como solista y solo un año después fue nombrado bailarín principal.

Desde 2015 es bailarín principal del Ballet Nacional de Inglaterra y en 2017 fue nombrado mejor bailarín del Reino Unido.

“Ningún sueño se cumple en un día, han sido años de muchísimo trabajo y de muchísima entrega, me siento afortunado de haber tenido la educación y la preparación necesaria para cumplir mi sueño, me considero afortunado por el simple hecho de cumplirlo”.

En su carrera ha logrado pisar los escenarios más importantes del mundo. Fue invitado como bailarín principal en la Ópera de París o el Teatro Mariinski, una oportunidad que se da a pocos bailarines en el mundo, él fue el primer mexicano en lograrlo.

“Ha sido algo muy especial para mi persona el saber que estoy llegando y hasta cierto punto creando oportunidades al estar ahí, creando la idea de que es posible llegar a estos escenarios siendo mexicano, habiéndote formado en el patio de tu casa con las posibilidades más mínimas que puedes llegar a pensar que puedes tener para llegar al éxito y yo lo hice, encontré la manera de lograrlo y de hacerlo dignamente”, afirma.

No olvida México, cada año trae Despertares, un espectáculo de ballet donde reúne a los mejores bailarines del mundo para deleite del público mexicano.

“Para mí es muy importante poder regresar a mi país, al final de cuentas es cierta responsabilidad que siento porque encontré las personas que me dieron la oportunidad de desarrollarme y ahora yo quiero tomar esa responsabilidad para que mi país vea la cultura de una manera diferente, para que los jóvenes sepan que se puede vivir una vida digna a través de las artes, que cuando un muchacho le diga a su papá que quiere dedicarse al ballet pueda encontrar por lo menos el apoyo primordial para siquiera empezar a explorar esta profesión”, asegura.

Este 2018, Despertares se presentará el próximo 25 de agosto en el Auditorio Nacional.

“Todo es posible, lo más importante es ser fiel a tus principios y saber que tienes un propósito en esta vida y aprovechar ese sentimiento para lograr cosas extraordinarias”, concluye.

Leave a Reply

Your email address will not be published.