‘Queremos elecciones en paz’, pide Sheinbaum en la GAM

 

Claudia Sheinbaum, aspirante a la Jefatura del Gobierno capitalino por la coalición Juntos Haremos Historia, hizo un llamado al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México para que se responsabilice sobre la violencia política contra la coalición que encabeza en la delegación Gustavo A. Madero (GAM).

Señaló que ante los hechos suscitados ayer en la colonia La Joyita, donde fueron agredidos el candidato a la alcaldía de la GAM, Francisco Chíguil, y sus brigadistas; solicitaron a José Ramón Avieva que les garantizará la seguridad hoy en los eventos en la demarcación.

Entrevistada luego de un mitin con vecinos de la colonia Lindavista, Sheinbaum aseguró que:

“El Jefe de Gobierno tiene que asumir la gobernabilidad en las elecciones, queremos elecciones en paz”.

Acusó que la violencia política se está generando desde los gobiernos delegacionales, específicamente en Gustavo A. Madero, Cuajimalpa, Venustiano A. Carranza e Iztacalco.

Por lo que hizo un llamado al PAN, PRD y PRI, partidos que gobiernan las demarcaciones mencionadas para garantizar campañas políticas en tranquilidad.

Sheinbaum reiteró que “quienes promueven la violencia, no pueden garantizar la seguridad en la Ciudad”.

Al ser cuestionada sobre las nuevas medidas de seguridad en el transporte público, que impiden el uso de gorras y anteojos oscuros, indicó que, si bien es una medida, no es un programa integral.

Sobre el C5 opinó que: “se ha relajado mucho la disciplina, es extraño que cada vez que se comete un delito grave no aparece el video, estaba descompuesta la cámara, ¿qué es lo que está pasando con el C5?”.

Ante vecinos de las colonias Lindavista II y Residencial Zacatenco se comprometió a reestablecer el control en la seguridad:

“El secretario de Seguridad Pública pondrá reglas y acabará con las cuotas”, señaló.

Agregó que pondrá prioridad a las causas para terminar con la inseguridad, al darle oportunidades y derechos a los jóvenes.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.