Son inadmisibles los niveles de violencia en el país, afirma Navarrete

 

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, aseguró que los niveles de violencia son inadmisibles en el país, pero destacó que con el operativo Escudo Titán el promedio nacional de homicidios se redujo 19 por ciento durante febrero y en algunas zonas, como en Baja California, bajó más de 90 por ciento.

No estamos satisfechos con un resultado así; los niveles de violencia son inadmisibles en el país y no renunciamos a las capacidades que tenemos que hacer valer y cumplir para llegar a objetivos concretos que se puedan traducir en una percepción, en una realidad de mejores condiciones de seguridad, dijo el funcionario, luego de participar en la decimotercera edición de la Misión Comercial México-California, donde habló sobre los cambios en la migración de connacionales a Estados Unidos y la política federal al respecto.

Al preguntarle sobre la violencia que se ha registrado en el actual proceso electoral y el asesinato de diversos candidatos a puestos de elección popular, reiteró que ha tenido reuniones con gobernadores y partidos políticos, aunque algunos decidieron no asistir.

Adelantó que en esta semana prevé dar un estatus jurídico sobre los homicidios cometidos, qué autoridad es responsable de la investigación y si hay detenidos, así como dónde puede apoyar el gobierno federal a las autoridades locales.

Navarrete Prida también habló sobre el enfrentamiento registrado el sábado pasado en Oaxaca entre presuntos integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con seguidores del candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

Aseguró que fue un incidente que afortunadamente no llegó a mayores y había seguridad perimetral. La Segob informó al gobierno de Oaxaca, por lo que se tomaron acciones que hicieron que afortunadamente un intento violento no pudiera llegar a más y no se tuvieran que lamentar hechos de mayor envergadura y quedó en una buena advertencia clara que no es con violencia verbal y menos con intento de violencia física como se pueden dirimir los proyectos y propuestas en una campaña electoral. Se levantaron actas sobre los hechos que deben seguirse, añadió.

Sobre el homicidio de Maribel Barajas Cortés, quien contendía por una diputación local en Michoacán por parte del Partido Verde, Navarrete aseveró que no tuvo que ver con asuntos políticos, sino era un tema de su entorno y corresponde a las autoridades locales dar respuesta.

A cada gobernador se le ha dado un diagnóstico y registro de los lugares, municipios y zonas donde hay más violencia, por lo que el gobierno federal ha puesto a disposicion sus capacidades para colaborar con las fuerzas federales.

En cuanto a la seguridad para los candidatos presidenciales, aclaró que ya presentó el protocolo correspondiente al presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, y espera que en breve éste le comunique quiénes la requerirán. También está en curso el protocolo de seguridad para el debate entre los candidatos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.