Familia baleada en Tláhuac enfrenta suplicio en hospital

 

Familiares de tres de los cinco baleados antier en Tláhuac denunciaron la negativa del personal médico del Hospital General de la delegación de atender a Yovani Rodríguez Cruz, de 28 años, quien ingresó con seis impactos de bala.

El joven continúa sedado en el área de urgencias, pues les requieren el pago de 50 mil pesos para la compra de material quirúrgico, debido a que el Seguro Popular que tiene no cubre esos gastos y no contamos con esa cantidad, señalaron.

La actividad que desarrolla como comerciantes y taxista, servicio al que se adhirió hace poco, explicaron, no le permite contar con ese monto de dinero, lo cual se informó a los directivos del hospital, quienes respondieron que si no estamos de acuerdo, busquemos otro nosocomio adónde trasladarlo.

Dicha negativa a atenderlo ha puesto en peligro su vida, tanto por el número de balazos que recibió y la pérdida de sangre que tuvo, como por la necesidad de amputarle el dedo gordo de uno de sus pies, porque se puede gangrenar, comentaron.

En entrevista telefónica, Nelly Álvarez, prima del joven, comentó que uno de los impactos que recibió, de acuerdo con el parte médico que les dieron, le fragmentó los huesos de la cadera y una arteria que va al corazón, provocándole la pérdida de mucha sangre.

Su atención, sin embargo, se ha postergado porque los domingos los doctores no trabajan y sólo era posible dejarlo en urgencias sedado, para calmarle el dolor, por lo que buscamos otros hospitales para trasladarlo, pero en ninguno quisieron recibirlo, por la gravedad de sus heridas, expuso.

Los momentos en que despierta, dijo, es interrogado por agentes del Ministerio Público, como si fuera delincuente, cuando se trata de un hombre honesto que paseaba con su familia e hizo un alto para comprar un refresco, aunque lo hizo en el lugar y la hora equivocados.

Su hija Dana Yamileth, de 9 años de edad, también resultó herida en sus piernas durante la balacera que ocurrió alrededor de las 19 horas en la avenida Piraña y Guacepil, en el conjunto habitacional Allepetlalli.

Después de peregrinar más de 12 horas, expresó, se la trasladó del Hospital General de Tláhuac al Infantil de Coyoacán, donde confiamos que el costo sea menor a los 60 mil pesos que nos querían cobrar por sacarle las balas y reconstruirle sus piernitas.

Mientras su mamá, María Guadalupe Aguilar, de 27 años, será dada de alta en las próximas horas en el Hospital General de Tláhuac, comentaron sus familiares, quienes pidieron al Gobierno de la Ciudad de México que nos apoye con los gastos para salvar a Yovani y atender a Dana, porque no tenemos esa cantidad de dinero; vivimos al día y el error de ellos fue estar en el lugar y hora equivocados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.