Reforma energética, desastre para Pemex; UNTPP

 

Petróleos Mexicanos (Pemex) requiere ser recuperada del desastre que ha significado la reforma energética, y entre sus principales retos está transparentar su administración y la lucha contra la corrupción, por lo que debe denunciar y casti-gar de manera ejemplar a representantes administrativos y de los trabajadores involucrados en actos ilegales en perjuicio de las finanzas de la empresa.

Al presentar una propuesta de nueve líneas estratégicas para rescatar a Pemex, la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP) planteó que la empresa tiene que transparentar procesos administrativos como los de adquisiciones y contratación de obras y servicios, realizar sus actividades comerciales en forma directa y desaparecer el holding PMI Comercio Internacional.

La empresa malbarata toda su infraestructura, renuncia a la explotación de crudo y dilapida el capital humano que formó durante décadas.

Corrupción, flanco débil

Según plantea este gremio, uno de los principales flancos débiles de Pemex es la corrupción, por lo que se debe establecer una ética de gobierno y servicio a la nación, muy distinta a la actual, y operar para que el sector energético sea motor de la industrialización de México y uno de los medios de recuperación de su soberanía política y energética.

En materia laboral, la propuesta plantea que se deben actualizar las relaciones con la planta de empleados, ya que Pemex ha tolerado todas las acciones antidemocráticas de su sindicato. A cambio, el gremio que encabeza Carlos Romero Deschamps ha permitido a Pemex la violación de los derechos de los trabajadores; la pérdida progresiva de las pensiones; el recorte del contrato colectivo y los miles de despidos de petroleros argumentando la restructuración de las plantillas.

La petrolera está perdiendo todo su capital humano, por las miles de liquidaciones que ha concretado para entregar a los extranjeros las plantas y plataformas sin trabajadores y sin obligaciones laborales; además ha llevado a cabo una campaña pertinaz de jubilaciones abusivas; así como la intimidación a quienes luchan por su libertad sindical. Incluso ahora hasta llevan a cabo la amenaza de despido a los que no aceptan firmar contratos individuales de trabajo, señala la propuesta.

La UNTPP plantea el cese de la intimidación de trabajadores; salvaguar los derechos de los empleados transitorios; establecer un contrato colectivo con los técnicos y profesionistas petroleros; preparar recursos humanos para tareas de perforación en aguas profundas y la construcción de nuevas refinerías.

Para esta organización de trabajadores, la empresa requiere ser recuperada del desastre que ha significado la reforma energética, por lo que se tiene que reformular la Ley de Petróleos Mexicanos, su reglamento y desaparecer algunas leyes secundarias, para devolver a la misma su papel central en la conducción de la industria; además se tiene que detener la transferencia de la renta petrolera al sector pri-vado y modificar el esquema fiscal a fin de que no recaiga sólo en Pemex el financiamiento del gasto social.

Leave a Reply

Your email address will not be published.