China rechazó hoy el ataque conjunto de EU, Francia y Reino Unido sobre Siria al considerar que es contrario a la Carta de Naciones Unidas, viola el derecho internacional y complica la búsqueda de una solución al conflicto.

“Cualquier acción militar unilateral que eluda al Consejo de Seguridad es contraria a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y viola los principios y normas básicas del derecho internacional”, señaló en un comunicado una portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying.

Una acción de ese tipo “también añadirá factores nuevos y complicados para la solución de la cuestión siria”, añadió.

El ataque aéreo de hoy estuvo dirigido contra instalaciones sospechosas de estar relacionadas con los programas sirios de armas químicas, pero China subrayó que es necesaria “una investigación amplia, justa y objetiva” sobre el supuesto empleo de estas armas en el conflicto sirio.

Hasta que no haya una investigación de este tipo que ofrezca “conclusiones fiables”, Pekín considera que nadie “puede prejuzgar los resultados”, subrayó el comunicado.

La portavoz oficial china insistió en la posición tradicional de Pekín acerca de que “la única salida realista” al enfrentamiento sirio es un acuerdo político y que todas las partes interesadas de la comunidad internacional deben apoyar a Naciones Unidas en la búsqueda de la paz.