A 12 años del caso Cumbres, Diego Santoy purga condena de 71 años, da clases a internos y es padre de un niño

 

Diego Santoy Riveroll consiguió una reducción de su condena de 137 a 71 años de prisión por el asesinato de los dos pequeños hermanos de su entonces novia, pero la ley sostiene que no puede pasar de 40 años.

Llamado “El asesino de Cumbres”, por los medios de comunicación, reapareció este viernes en el que se cumplieron 12 años del doble crimen en Nuevo León.

El asesinato, el 2 de marzo de 2006, de los pequeños Erik Azur y María Fernanda Peña Coss, de siete y tres años de edad, respectivamente, conmocionó a México entero.

El Caso Cumbres provocó polémica y división de opiniones entre la sociedad: mientras algunos exigían la pena máxima, otros creían que Santoy Riveroll fue manipulado por su ex novia Erika.

Entonces de 21 años, Santoy también fue responsabilizado de lesionar a Erika, la hermana de los niños, y de privar ilegalmente de su libertad a la trabajadora doméstica Catalina Bautista.

Hasta antes de efectuarse un motín de internos para exigir mejores condiciones en el Penal de Cadereyta, donde está Santoy, las instalaciones se consideraban las menos problemáticas de Nuevo León.

Ya con 33 años de edad, el recluso realiza actividades laborales en la penitenciaria y estudia. Los reportes de comportamiento general consignan que no tiene problemas con nadie.

Se informa también que Santoy imparte, incluso, clases de computación a los internos.

Es “vecino” de otro interno famoso, Omar Gato Ortiz, ex portero del club de futbol Rayados, quien fue detenido en enero de 2012 acusado de colaborar con una banda de plagiarios.

El caso de Diego Santoy Riveroll fue tan mediático que un grupo de mujeres creó un club de admiradoras; el regiomontano se casó con la presidenta y ahora tiene un hijo con ella.

Lety, una residente de Chihuahua, fue quien abrió el club de fans de Diego en el sitio de Yahoo, y en marzo de 2009 contrajo matrimonio con el interno.

Los homicidios ocurridos hace 12 años dieron material para realizar la película: “Cumbres”, del regiomontano Gabriel Nuncio, que se estrenó en el estado en 2014.

Es el relato de dos hermanas que huyen luego de que una de ellas comete un crimen, como Diego en 2006, quien viajaba con su hermano a Guatemala, cuando fue capturado en Oaxaca.

Reportes en internet consignan que también Erika Peña Coss -hermana de las víctimas de su ex novio- vive en Guanajuato, donde se casó con un joven de nombre Mike Otto.

Los Coss salieron de Monterrey por un tiempo, y vendieron su residencia de la colonia Cumbres. Teresa Coss y León, mamá de Erika y exconductora de televisión, regresó años después a la ciudad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.