Con apoyos sociales, delegados perredistas crean clientela política en Coyoacán

Mauricio Toledo forjó su bastión en las colonias de alta marginación y en unidades habitacionales de interés social, privilegiadas con el reparto de los beneficios de programas sociales. En la imagen, el ex delegado en acto de apoyo a la precandidata Alejandra Barrales

Banderines con el logo del PRD en ventanas y azoteas, o los colores amarillo y marrón sobre las fachadas de casas y edificios en los barrios populares de los Culhuacanes y los Pedregales ubican a la clientela política creada en los pasados dos gobiernos de la delegación Coyoacán.

Esta marca que comenzó, a decir de sus habitantes, con la administración de Mauricio Toledo y prosiguió con su sucesor Valentín Maldonado, hace la diferencia entre los que pueden recibir desde agua, apoyos económicos, tinacos, alarmas vecinales y paquetes de útiles escolares, hasta conjuntos deportivos, sillas de ruedas, bastones, vajillas, tabletas electrónicas, carriolas y despensas, y entre quienes no tienen acceso a nada, ni siquiera a los servicios elementales a los que las autoridades delegacionales están obligadas a otorgar.

Sólo en 2017 el delegado con licencia Valentín Maldonado repartió a discreción 347 millones de pesos por conducto de acciones sociales y el programa A tu lado entre sus huestes, que anteriormente recibían los apoyos en el tiempo previo a los procesos electorales, pero que se han institucionalizado de tal manera que ahora están disponibles en cualquier fecha del año, sobre todo cuando surgen inconformidades por alguna obra o proyecto delegacional.

Una de las zonas más privilegiadas son los Culhuacanes –conformados en 70 por ciento por unidades habitacionales de interés social y colonias de alta marginación, como Carmen Serdán y Zapata– que son considerados el bastión principal de Toledo y su grupo político.

Aquí los respaldos sociales pasaron de las tarjetas con 4 mil pesos al año a la entrega de carriolas, sillas de ruedas, vajillas, mochilas y ropa deportiva para toda la familia, que con la leyenda Coyoacán gobierna para tu bien, promociona a las autoridades delegacionales.

Si los habitantes de un edificio los respalda cuentan con todo tipo de ayuda, de lo contrario, en automático quedan fuera de cualquier beneficio, incluso de la reparación de la bomba de agua o del cambio de banquetas, contó María Hernández, residente del lugar.

Foto

De esta práctica dan cuenta las quejas que en 2016 presentaron cerca de 80 vecinos de San Francisco Culhuacán ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, a quienes se les negó la renovación de la tarjeta de apoyo alimentario que en aquel entonces se llamaba A tu lado, dirigido a los habitantes de escasos recursos, por no apoyar al PRD en el proceso de elección de diputados constituyentes.

Aunque se adujo transgresión al derecho humano a la alimentación y a la seguridad jurídica de los afectados, el organismo defensor de los derechos humanos concluyó que se trataba de un asunto electoral fuera de su competencia.

Ese mismo año, Morena presentó quejas ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por la entrega de apoyos sociales a cambio del voto, y en 2017 por el desvío de recursos públicos para la promoción personal de Mauricio Toledo y Valentín Maldonado, cuyos nombres aparecen en placas de alarmas vecinales que se colocan en las fachadas de las viviendas. En ambos casos sigue abierta la investigación.

Una situación similar se vive en los Pedregales, donde sigue sin resolverse el desabasto de agua, pero las dádivas de todo tipo pueden acumularse en una sola familia si hay lealtad partidista.

Foto

En un recorrido por las maltrechas calles de Santo Domingo se pueden observar domicilios que cuentan con todo tipo de ayudas. Además de la fachada color amarillo y el banderín perredista lucen tinacos de agua, alarmas vecinales y un número marcado sobre la puerta que hace a sus moradores merecedores de ayuda económica.

En esta zona no hay lugar para disentir. El caso más reciente lo ofreció el Pedregal de Santa Úrsula, donde se comenzó la construcción de una universidad en el interior del deportivo de la colonia, que generó la inconformidad de sus pobladores, los cuales han sido boicoteados en su plan de organización.

“Nos reventaron la asamblea donde decidiríamos las acciones. Se anticiparon y en el parque Huayamilpas convocaron a la gente, les repartieron despensas y amagaron con quitarles otros apoyos. Tengo viejos amigos con quienes construimos la colonia, que me dijeron: ‘nos da mucha pena, pero ahora no podemos ayudarlo, ya nos dijeron que si nos ven en alguna junta con la universidad nos quitan todo’”, contó José Guadalupe Pérez Luna, de 86 años de edad, fundador de Santa Úrsula.

A otros no se les da la mínima oportunidad, como ocurrió en el Pedregal de Santo Domingo, donde se negó la autorización para la realización de la Carrera del Pavo, que cada año, desde hace 15, se realizaba antes de Navidad en las calles del barrio, con la participación de alrededor de 2 mil vecinos en cada edición, ante la sospecha de que los organizadores apoyaban a Morena.

Junto a los apoyos condicionados han surgido también las obras de relumbrón con inversiones millonarias, que a los pocos meses de inaugurarse están en el abandono y deterioradas.

Una de ellas, es la rehabilitación del parque Huayamilpas, que se vendió como un proyecto ecológico y se obtuvo de la Federación un presupuesto de 169 millones de pesos. Al mes ya se había levantado el material de la pista de correr, a los dos la tirolesa que se colocó dejó de funcionar y la alberca o tiene problemas con el suministro de gas o de energía eléctrica, pero a cada rato se cierra, lo mismo ha sucedido con la intervención en los deportivos, expuso Juan Pérez de la Asamblea de los Pedregales.

En esta administración, agregó, comenzó la remodelación de camellones, el del Eje 10, que ya concluyó con una inversión de 40 millones de pesos, y el de la avenida Aztecas, con una cantidad similar. Instalan juegos infantiles, ponen unas macetitas, dan una pintadita y eso es todo. No se requiere ser experto para saber que no se gastaron esos millones de pesos, mientras las calles y avenidas están intransitables, apuntó.

Ariadna Montiel, diputada federal por Morena, indicó que hay abandono generalizado en toda la delegación Coyoacán, que está vinculado al uso electoral de los recursos. Hay un cacicazgo que se ostenta desde la Asamblea Legislativa, sin distinguir quien esté a cargo de la delegación, que funciona como un gran módulo de gestión de Toledo para su promoción.

Consideró que Mauricio Toledo consiguió el control de la delegación por la debilidad en el gobierno de Raúl Flores, que hizo una administración gris y le permitió crecer, y hoy en día, tiene más poder que cuando fue delegado por la protección que ha recibido desde el gobierno central, a pesar de las múltiples acusaciones de corrupto y golpeador.

En 2015, estábamos en el PRD y nos cuidábamos de él, no de otros partidos, y en 2016, en la elección de la Asamblea Constituyente fue lo mismo, la compra de votos y la violencia. Con campañas negras mediante el reparto masivo de volantes a medianoche, refirió.

“Hoy –concluyó- tiene fortaleza porque preside la Comisión de Presupuesto en la ALDF, que logró en alianza con otros caciques del PRD, y como dice el dicho el que parte y reparte se queda con la mejor parte. Ahora tiene más recursos para coaccionar y comprar votos”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.