Mancera y su temor a Marcelo Ebrard

 

 

 

 

 

Leonel Robles

 

La delegación Tláhuac es el único punto de la Ciudad de México donde se tienen ubicados objetivos relacionados con grupos dedicados al narcotráfico, en la “modalidad de narcomenudeo”, afirmó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Agregó que el funcionario federal manifestó que “el único punto donde hoy la Federación está, digamos, en un esquema de trabajo y de inteligencia referido a temas de narcotráfico, en relación con narcomenudeo, es Tláhuac, y obviamente de manera focalizada. Objetivos que ya se tienen en este momento de trabajo”.

Miguel Ángel Mancera, que en un tiempo vivió su momento de gloria política,  ha perdido todo sentido de decoro y no le importa mentir con tal de restarle votos a Morena, líder en la encuesta de preferencias  para gobernar la Ciudad de México, porque sabe que de llegar Claudia Sheinbaum,  su carrera política habrá terminado,  e incluso su libertad.

Veamos: Miguel Ángel Mancera culpó a quien lo llevó a la jefatura de Gobierno del DF de las irregularidades, tanto de construcción como financieras, en la Línea 12 del Metro. Sí Fue Marcelo Ebrard quien  encumbró a Mancera para que fuera el candidato del PRD en lugar de Alejandra Barrales, Mario Delgado o Martí Batres. Sí, eso se llama traición, pero eel gris Mancera está desesperado porque hizo mal los cálculos: no creció políticamente, no pudo detener el crecimiento de Morena en elecciones intermedias como se lo había exigido Enrique Peña Nieto para que lo tomara en cuenta para la selección de candidatos priistas a la Presidencia, Ricardo Anaya le ganó la carrera por candidatura del Frente…

Tiene Razón Martín Moreno cuando dice que,  como todo lo indica, Morena ganará la jefatura de Gobierno el próximo uno de julio, la suerte de Mancera – y de sus hombres: Serrano y los hermanitos Serna-, estará echada: les esperan días negros.

Marcelo está de regreso, López Obrador está muy fuerte, electoralmente hablando, y Mancera está en decadencia,  con un EPN que desde hace mucho le dio la espalda.

En política, se pagan los errores. Mancera lo sabe.

paréntesis

Leave a Reply

Your email address will not be published.