Trump se retracta sobre llamar traidores a demócratas

 

La Casa Blanca aseguró este martes que el presidente Donald Trump estaba bromeando cuando acusó a los demócratas de traición por no haberle aplaudido ni sonreído durante su discurso sobre el Estado de la Unión la semana pasada.

“El presidente estaba claramente bromeando con sus comentarios”, afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en una conferencia de prensa.

Sanders se refería al insulto que usó Trump durante una visita a una fábrica en Cincinnati, Ohio, donde arremetió contra el partido de oposición por su reacción impasible en el discurso que dio hace una semana ante el Congreso.

“Tenían cara de muertos y actuaron de forma antiestadunidense. Antiestadunidense. Alguien dijo que de forma ‘traicionera’. Y sí, supongo, ¿por qué no? ¿Podemos llamarlo traición? ¿Por qué no? Ciertamente no parecía que quisieran mucho a nuestro país”, expresó ayer el magnate.

Aunque la vocera gubernamental calificó de broma la acusación de “traición”, no hizo lo mismo con la de “antiestadunidense”, y reiteró que los demócratas deberían haber celebrado ciertos aspectos del discurso del mandatario republicano.

“Es antiestadunidense no estar entusiasmado por el hecho de que hay más gente con trabajo que antes (…), o que el autodenominado Estado Islámico (EI) está siendo aplastado como antes no ocurría”, alegó Sanders.

“Estas son cosas que todos los estadunidenses deberían poder celebrar. Deberíamos estar entusiasmados por el hecho de que estamos haciendo avances”.

La acusación de Trump generó fuertes críticas de varios senadores, entre ellos el republicano Jeff Flake y los demócratas Tammy Duckworth y Ben Cardin.

“He visto a los defensores más vehementes del presidente usar el argumento ya trivial de que los comentarios del presidente no eran más que una broma, simplemente sarcasmo. Pero la traición no es algo que se use para rematar un chiste, señor presidente”, comentó Flake en un discurso en el pleno del Senado.

Este republicano es uno de los principales críticos de Trump dentro de su partido y sus denuncias se volvieron más fuertes desde que anunció en octubre que no buscaría la reelección el próximo noviembre.

Por su parte, Duckworth afirmó en Twitter que ella juró su cargo en el Senado para preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos, no para aplaudir cuando Trump exige que aplauda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.