La FOTO de un hombre de 70 años velando a su esposa totalmente solo conmueve a coahuilenses Twittear Email

Doña Mary falleció el pasado martes por la noche a las 22:00 horas en las instalaciones del Hospital General y era la única compañía de don Ramón, un hombre de 70 años, que ahora se hará cargo solo de su hijo con capacidades diferentes.

“Ramoncito”, como le dicen los vecinos, tiene 33 años y sufre ataques epilépticos que le han generado daños cerebrales. Don Ramón tiene una pequeña pensión y doña Mary, a su avanzada edad, atendía una tienda de abarrotes.

“Mientras estuvo internada nosotros le llevábamos de comer a ‘Ramoncito’. Le dábamos de comer por la ventana. A Ramón no le quedó otra más que encerrarlo, no podía dejar sola a Mary. Con los fríos le llevábamos comida caliente. Siempre nos gritaba que ya iba a llegar su mamá”.

Vecinos cercanos a la familia, dicen que doña Mary ya tenía un mes internada en el hospital general. Todo comenzó con una caída en donde se fracturó la cadera.

Este es uno de los muchos casos que se presentan en los pasillos del Hospital General, según Sandra Pineda, quien se encargó de exponer el caso en redes sociales para pedir apoyo, y que a diario hace este tipo de actividades en diferentes hospitales de Saltillo.

“No tienes idea lo que sufren las personas que acude a estos hospitales. Yo lo hago por el simple hecho de ayudar. No pertenezco a ninguna institución ni partido político”, indicó.

Este es uno de los muchos casos que se presentan en los pasillos del Hospital General, según la usuario. Foto: Vanguardia

Gracias a dicha publicación, decenas de personas se sumaron para apoyar y acompañar a Don Ramón a sobrellevar este proceso de pérdida.

Sandra Pineda recibió siete mil pesos de partes de varios usuarios de Facebook que le entregó a Don Ramón. Además, las personas que acudieron a hacer compañía al septuagenario, en las funerarias del DIF, llevaron flores, despensa y también apoyo económico.

También, algunos políticos de la localidad hicieron aportes y hubo descuentos en el precio del ataúd, por ejemplo, absorbieron el gasto de la funeraria y del traslado.

Por su parte, elementos de la Policía Municipal y estatal cooperaron con la causa con recursos económicos y utilizando unidades de la Policía municipal para trasladar los arreglos florales.

Los restos de doña Mary fueron trasladados al ejido el Tunal, lugar de donde era originaria. Ahí fue sepultada ayer por la mañana.

Finalmente, Sandra Pineda agradeció todo el apoyo y señaló que seguirá activa tratando de ayudar a más personas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.