Anaya, Doctor en oportunismo

Dolia Estévez

 

 

Ricardo Anaya obtuvo su título de doctor en Ciencias Políticas de la UNAM en 2011 con una tesis que proyecta al PAN como institución moldeable a las circunstancias políticas internas y externas, pero ideológicamente consistente con los principios de doctrina partidista de sus ideólogos, Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna. La tesis, “Los Principios de Doctrina del Partido Acción Nacional, 1939, 1965 y 2002, referentes ideológicos”, define al PRI, con el que Anaya pactó para sacar adelante la repudiada reforma energética de Enrique Peña Nieto, como un “partido de Estado cerrado sobre sí mismo”, y al PRD, con el que se alió para formar una coalición antinatura en busca de la presidencia de México, como “partido de izquierda”.

El precandidato de la coalición Alianza por México Al Frente (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano) se doctoró a los 32 años, más de una década después de haber lanzado su vertiginosa carrera política en su natal Querétaro y el mismo año en que Felipe Calderón lo nombró subsecretario de la Secretaría de Turismo. La tesis parte de la premisa de que es posible precisar la afiliación ideológica del PAN, identificando el contexto histórico, los actores principales y los referentes ideológicos tanto de asimilación como adversativos, que influyeron en la elaboración de sus principios de doctrina en sus tres versiones, 1939, 1965 y 2002.

Carátula de la Tesis de Doctorado de Ricardo Anaya. Foto: Especial

El documento de 518 páginas no tiene agradecimientos ni dedicatorias. Tampoco dice si los estudios de posgrado fueron subvencionados con fondos públicos. El comité tutoral estuvo integrado por tres doctores. La tesis consiste de nueve capítulos, una amplia bibliografía de autores nacionales y extranjeros, varias entrevistas con personajes del PAN y una serie de conclusiones que comprueban las hipótesis principales. “La identificación de los referentes ideológicos y el análisis textual de los apartados principales de los principios de 1939, 1965 y 2002, permiten identificar claramente la coincidencia de los contenidos entre las fuentes de la democracia cristiana y la doctrina panista”, dice Anaya. Por lo tanto, concluye en la página 489, “se comprueba la hipótesis central de la tesis, según la cual, en el marco de las ideologías políticas, la doctrina panista se vincula desde su origen con la democracia cristiana”.

Cualquier persona puede obtener el documento completo desde una computadora. El sitio TESIUNAM contiene todas las tesis de ese centro de estudios después de 2000. Pese al corto periodo de tiempo que abarca, TESIUNAM es sin duda una herramienta útil que habla del compromiso de la institución con la transparencia. En contraste, la disertación con la que el precandidato priista José Antonio Meade obtuvo su doctorado en la Universidad de Yale, sólo está disponible para los académicos y estudiantes universitarios con acceso al servicio ProQuest. La tesis está protegida por la ley del derecho de autor de Estados Unidos, por lo que no se puede reproducir en los medios sin la autorización de Meade.

A raíz de mi critica sobre la tesis de Meade en Yale por carecer de originalidad y relevancia para México, el doctor en geografía y becario posdoctoral del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM Gonzalo Hatch Kuri, hizo las siguientes observaciones en su cuenta de Twitter: “una tesis doctoral debe demostrar coherencia teórico-metodológica con relación al estudio de caso. Además debe revelar una pregunta de investigación lo suficientemente novedosa para desarrollar tal trabajo y obtener el grado. La tesis doctoral es un ejercicio de investigación científica bien fundamentado y sus resultados aportan nuevos conocimientos a la parcela disciplinaria de la cual se quiere egresar”.

A reserva de que los académicos valoren si la de Anaya cumple con esos criterios, destacaría que a diferencia de Meade, el panista escogió una investigación relevante para los militantes del partido que dirigió, politólogos e historiadores. El CONACYT, una de las instituciones que subvencionó los estudios de Meade, condiciona el otorgamiento de becas en el extranjero a que sean estudios prioritarios para México. En la convocatoria de 2017, se pide a los aspirantes manifiesten “la pertinencia y la aplicación en México de los conocimientos adquiridos”. Es uno de los principales criterios de evaluación para recibir una beca para estudiar en el extranjero. Es un condicionamiento razonable en tanto que están siendo becados con fondos públicos. No fue posible verificar si estos reglamentos ya estaban vigentes en los noventa cuando Meade fue becado por el CONACYT. La Maestra María Dolores Sánchez, directora adjunta de posgrados y becas del CONACYT, no respondió a mi correo y llamada telefónica.

¿Quién es Anaya ideológicamente? “Describiría la ideología de Anaya como de centro. Cuando fue líder del partido siguió la agenda del PAN de conservadurismo social sin respaldar personalmente posiciones duras como el matrimonio igualitario y el aborto. En el ámbito económico, ha pugnado por políticas de redistribución social como incremento al salario mínimo y ahora el ingreso universal al tiempo que apoya el libre comercio y otras políticas pro empresariales”, me respondió Christopher Wilson, vicepresidente del Instituto México del Centro Woodrow Wilson. El aumento del salario mínimo y el ingreso básico universal son propuestas del PRD.

Cuando se doctoró, Anaya comulgaba con la doctrina demócrata cristina del PAN que estudió para su tesis. Pero con la ambición vino el egoísmo. Hoy, Anaya es un político protagónico, ambicioso y de cuestionable calidad ética. Con un alto déficit de credibilidad. Es un político que valiéndose de componendas e insidias, hizo una alianza antinatura con un “partido de izquierda” con tal de satisfacer su sed de poder. Un político para quien el único medio de juzgar la verdad doctrinaria del PAN consiste en considerar sus efectos prácticos en un año electoral. Es un político que confunde traición con realismo, arribismo con pragmatismo. Su ideología es el oportunismo.

***

La función del periodista es servir de contrapeso a los excesos de los poderosos. Hacer que la verdad prevalezca en un contexto en el que los gobernantes y sus ejércitos de bots se empeñan en desprestigiar y debilitar al periodismo y a los periodistas comprometidos con la sociedad. “Fake news”, exclama Trump cada vez que no le gusta una noticia. “Noticias falsas”, repite Peña como perico. Nuestra tarea es escudriñar críticamente a los políticos, más aún a aquellos que buscan gobernarnos. El tema de las tesis es importante porque es parte de lo que son. Por eso me ocupé la semana pasada de la de Meade y ahora de la de Anaya. Lo mismo haré cuando obtenga la tesis de licenciatura de Andrés Manuel López Obrador, “Proceso de formación del Estado Nacional en México 1824-1867” (1987), la cual sólo está en físico en la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published.