Eviel es el cuarto secretario de Sedesol , en la era de Peña, que aumentó la pobreza

Con el nombramiento de Eviel Pérez Magaña, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) completó cuatro titulares y en consecuencia, cuatro cambios de equipo para combatir la pobreza en México que lejos de aminorarse, se incrementó con por lo menos otros tres millones de individuos este sexenio, según cálculos tanto independientes como oficiales.

Se trata de la dependencia que más cambios ha tenido durante la presente administración y que cada vez, se aleja más de sus objetivos, los que en 2012 comprometió el Presidente Enrique Peña Nieto incluso ante Notario Público. De los 266 compromisos que ofreció en campaña, el último, el numerado con el 266 fue titulado “Economía familiar” y se refiere a los programas de combate a la pobreza.

Hasta antes de 2014, el Presidente Enrique Peña Nieto no había presentado una política de combate a la pobreza. En enero de 2013 había lanzado la Cruzada Nacional contra el Hambre, un programa inspirado en el modelo del ex Presidente Lula Da Silva (hoy enfrenta un proceso de corrupción) en Brasil y que incluía sólo a ciertos municipios del país; pero nada más. En su mensaje en El Palacio Nacional, cuando entregó el Segundo Informe de Gobierno, renombró el programa Oportunidades como Prospera.

Este año, el último de su Gobierno, es cuando debieran verse algunos resultados. Pero hoy, en México, unos 53.4 millones de mexicanos (el 43.6 por ciento de la población) no tienen qué comer ni con qué comprar, no tienen acceso a la educación, no tienen calzado ni vestimenta dignos, no tienen acceso a la salud y algunos no tienen forma de salir de las regiones remotas donde viven.

La primer titular de la Sedesol peñista, Rosario Robles Berlanga, a lado de su sucesor José Antonio meade Kuribreña, hoy precandidato a la Presidencia de la República. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

José Antonio Meade entregó el cargo de titular de la Sedesol a Luis Enrique Miranda en septiembre de 2016. Foto: Saul López, Cuartoscuro.

El número de pobres es sólo un cálculo. Pueden ser todavía más. Proviene de un intento por parte del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) para conciliar una medición que permita observar la evolución de la desgracia de la pobreza en México porque, en junio de 2015, estas instituciones se desencontraron al grado del descrédito mutuo.

Y aunque Inegi y Coneval lograron una conciliación, la nueva metodología ha sido sometida a intensos cuestionamientos por parte de organizaciones de economistas independientes. Al final, la contabilidad de pobres en el Gobierno de Enrique Peña Nieto se volvió cada vez más incierta. El hecho es que la miseria, pobreza, pobreza extrema, hambre, como se quiera nombrar, no disminuyó durante este sexenio.

En su nuevo despacho en la Sedesol, Eviel Pérez Magaña tendrá un monto de percepciones brutas de 205 mil 122 pesos al mes. Administrará durante los meses que quedan del Gobierno una cartera con 209 puestos vacantes de un total de mil 56 que muestra el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT). Por ejemplo, no hay funcionario en la Dirección General Adjunta de Seguimiento de Programas en la Subsecretaría de Desarrollo Comunitario y Participación Social.

Leave a Reply

Your email address will not be published.