Por Edomex y Coahuila INE y Trife van a 2018 bajo la sombra de la duda

 

El actuar de las instituciones electorales ha pasado factura a su imagen de cara a los comicios del próximo año y, pero aún, ha generado más dudas sobre su imparcialidad, coincidieron analistas políticos. Las elecciones de 2017 y las diferencias de criterios entre el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) son dos de los factores de mayor preocupación, destacaron.

El 24 de noviembre pasado, los magistrados del Trife terminaron por avalar la elección de Miguel Ángel Riquelme Solís como Gobernador de Coahuila, después de considerar que el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no había excedido los topes de gasto de campaña.

Dicha resolución llegó casi seis meses después del voto en las urnas y, además, contaba con un antecedente inmediato: las impugnaciones por la elección del Estado de México desechadas por el Trife, que el 14 de septiembre también terminó por validar la elección del priista Alfredo del Mazo Maza como el nuevo Gobernador mexiquense.

“En el Trife es donde se están reportando los expedientes más regresivos. No sólo son Coahuila y Edomex, sino el tema de la cancha pareja y una serie de sentencias donde se ve que están a favor del PRI de forma directa”, consideró José Antonio Crespo Mendoza, profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El Consejero Enrique Andrade González y Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del INE, son parte de una institución que atraviesa por un momento de poca confianza ciudadana con rumbo a los comicios de 2018, afirman especialistas en temas electorales. Foto: Cuartoscuro

La diferencia de criterios a la hora de resolver las anomalías presentadas durante los comicios 2017 entre el INE y el Trife terminó por generar un desgaste para ambas instituciones.

La tensión subió a tal punto que el 11 de noviembre pasado el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, y el Magistrado del Trife, José Luis Vargas Valdez, rechazaron de forma conjunta que hubiera un enfrentamiento entre ambas instituciones durante un evento oficial en Guanajuato.

“En esta situación, si el INE fue criticado por sus condiciones y el Tribunal por lo errático e imparcial de sus sentencias estamos en un serio problema”, dijo Eduardo Huchim, ex Consejero electoral de la Ciudad de México.

En junio de este año, Lorenzo Córdova reconoció en entrevista con Proceso que el compromiso de la institución de cara al 2018 era revertir el déficit de credibilidad en el que hoy se encuentran.

La última encuesta de GEA-ISA reflejó que un 42 por ciento y 34 por ciento de los ciudadanos consideran que el INE y el Trife no cumplen con su función adecuadamente, respectivamente.

Pese a los objetivos expresados por Córdova, la influencia de los partidos políticos en las decisiones podrían jugar en contra.

“En el INE no tan claramente [se ve esta influencia] porque hay cuatro consejeros de 11 que son la bancada del PRI. Pero acá, en el Tribunal, son cuatro priistas de siete. Entonces, ellos tienen mayoría, y responden a su interés”, expuso Crespo.

“Los consejeros son postulados por los partidos. Entonces se trata de cuotas de partidos. Normalmente se comportan –salvo contadas excepciones– conforme la línea que les marcan los partidos que los pusieron y no la de los ciudadanos. Eso quita toda la confianza”, detalló el académico e investigador del CIDE.

Leave a Reply

Your email address will not be published.