Fondos y fideicomisos, los más reacios a la rendición de cuentas, asegura el Inai

 

Con un manejo de recursos que en conjunto asciende a 680 mil millones de pesos, los fideicomisos y fondos en México se mantienen como las instancias más opacas dentro de los nuevos sujetos obligados en materia de transparencia.

Con el tiempo vencido para cumplir con las obligaciones en esta materia –desde mayo pasado–, los porcentajes respectivos son de los más bajos, según el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

En vísperas de que el periodo de gracia concedido por el Inai para que los sujetos obligados corrijan sus insuficiencias para colocar su información en la Plataforma Nacional de Transparencia, sin mediar sanciones ni apercibimientos, hay al menos 70 fideicomisos o fondos que se mantienen en la opacidad total respecto de cumplir en la rendición de cuentas, entre ellos el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), varios relacionados con la Secretaría de Turismo, la operación de carreteras, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Procuraduría General de la República (PGR) y el creado para la transferencia del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Tradicionalmente vinculados con la opacidad, particularmente los fideicomisos denominados sin estructura, a fin de evitar su transparencia, en la actualidad representan uno de los frentes más complejos para el Inai en su empeño por lograr el cumplimiento de las obligaciones de rendición de cuentas que, con la reforma en la materia, por primera vez los integró como sujetos obligados.

De acuerdo con el más reciente reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que da a conocer el monto global involucrado, es de 680 mil millones de pesos.

En principio, de los 305 fideicomisos que contempla el reporte, menos de una veintena operan con estructura propia, lo cual permite un menor grado de opacidad; sin embargo, la mayoría de éstos, que operan más de 650 mil millones de pesos, se mueven sin estructura y asociados a otras dependencias, lo que hace más complejo darle seguimiento a los recursos que utilizan.

Por añadidura, este sector es, junto con el sindical, de los que más reticencia han tenido a cumplir con sus obligaciones de transparerncia a que los obliga la ley.

Según el más reciente reporte del Inai sobre el cumplimiento de suministrar la información a la Plataforma Nacional de Transparencia, uno de los casos más graves, por la relevancia que ha adquirido recientemente dado el volumen de recursos utilizado, es el Fonden. El análisis señala: cero cumplimiento.

Sector turístico no se queda atrás

Como sector, el ámbito turístico también se distingue por su opacidad: ahí están el Fondo Mixto Mundo Maya, Fondo Mixto Mazatlán, Fondo Mixto Morelos, Fondo Mixto Acapulco, el fideicomiso para la restauración, recuperación, sostenimiento y mantenimiento de la zona federal maritimo terrestre de Quintana Roo, entre otros. En todos los casos el reporte es: cero cumplimiento.

Sin embargo, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, como instancia operadora, es el que mayor déficit tiene en transparencia, con nada de información en sus portales. En este caso se trata de fideicomisos para investigación forestal, actividades espaciales, desarrollo tecnológico en energía, innovación tecnológica militar, entre otros

Por lo que hace a la operación carretera, Caminos y Puentes Federales y Servicios Conexos mantiene sin información alguna los fideicomisos con los que opera varias carreteras en el país.

En cuanto a la PGR, existen dos fideicomisos donde no ha reportado información aún: el del mandato de administración y pago para programas de procuración de justicia y el del mandato de administración para recompensas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.