El sismo elevó renta y compra en Roma, Condesa y Narvarte, en la CdMx

 

Luego de los dos sismos que sacudieron a la Ciudad de México en septiembre, los precios de venta y renta de casas bajaron en algunas zonas, mientras que en otras se registraron aumentos.

De acuerdo con un comunicado del portal inmobiliario Propiedades.com, en el segmento de renta, la mayor disminución fue en la zona Del Valle, cuyos precios bajaron 4.62 por ciento. Le sigue la zona de Portales con 0.77 por ciento, mientras que Condesa y Roma no hubo movimientos en el periodo de diez días.

La colonia Narvarte presenta un incremento de 1.82 por ciento en las rentas.

Los propietarios de edificios ubicados en el corredor Roma-Condesa y Narvarte, que no presentaron mayores afectaciones, subieron su renta de 9 mil a 14 mil pesos, por ejemplo, aprovechándose de la necesidad de la gente de contar con un espacio céntrico.

De acuerdo con el analista en rentas, Leonardo González, las rentas van a descontar el efecto del sismo en dos fases:

• La primera con la depreciación de los inmuebles debido al derrumbe o falla estructural.

• La segunda con otro movimiento hacia el final del cuarto trimestre de 2017, donde los precios mostrarán su nuevo nivel y tendencia.

En el mediano plazo habrá otro impacto, en función de cómo se modifique la habitabilidad de la zona, es decir, los nuevos locales que lleguen, la población flotante, nuevas inversiones y el impacto de las medidas del gobierno.

En el caso de los inmuebles a la venta, el mayor movimiento se presenta en la Roma, en donde los precios se incrementaron 1.18 por ciento, seguida por Del Valle, con 0.22 por ciento.

“En las zonas afectadas va a haber una baja de los precios, pero no va a ser tan abrupta como se ha pensado. La baja va a ser gradual, va a ser mucho menos de lo que nos imaginamos desde mi punto de vista”, agregó el experto.

¿POR QUÉ NO AFECTÓ ROMA-CONDESA?

Algunos de los edificios que cayeron en Roma y Condesa eran viejos, pero muchos eran nuevos. Los que se reconstruyeron en los últimos 20 o 30 años, con el boom de la zona, resistieron el sismo.

Además, los damnificados de Roma y Condesa están buscando propiedades en las mismas dos colonias, ya sea de compra o de venta, porque tienen altos niveles de calidad de vida.

En la capital mexicana, Roma y Condesa tienen una vida nocturna envidiable y además riqueza gastronómica y arquitectónica, grandes arboledas y parques que hacen que las dos colonias sean codiciadas por jóvenes solteros de ingresos altos y por familias que encuentran en estos barrios un oasis dentro de la gran ciudad.

De acuerdo a los especialistas inmobiliarios, esto ha hecho que las propiedades no perdieran valor y las rentas se mantuvieran estables con el sismo, a diferencia de otras colonias cercanas, que si fueron afectadas.

La recuperación de la zona va a pasos acelerados, a diferencia de otras entidades mexicanas e incluso de la periferia de la capital, en donde en dinero privado y el gubernamental han tardado en fluir.

Los especialistas creen que vendrán nuevas normas de construcción que impactarán en Roma, Condesa, Del Valle y el centro de la ciudad. Pero estas reglas, más estrictas, afianzarán el valor de la propiedad.

LA RECONSTRUCCIÓN

De acuerdo con el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera Espinosa, entre 800 y mil edificios en la Ciudad de México están considerados en código rojo ya que las afectaciones por el sismo del 19 de septiembre son muy graves. Mancera dijo que el padrón de inmuebles dañados se encuentra en 94 por ciento de captura y hasta el momento se tiene la cifra de 8 mil 405 viviendas, negocios y oficinas con daños.

En la Ciudad de México están registrados 4 mil 766 edificios en verde, mil 446 en amarillo y los 2 mil 193 rojos divididos.

La reparación de miles de inmuebles dañados estará a cargo de las mismas empresas que han protagonizado el llamado boom inmobiliario, ese periodo en el que mediante la modificación del marco jurídico y la reserva de documentos fue permitida la edificación de mega proyectos, lo que ocasionó colapso y caos.

Fibra Danhos, Grupo Ideal, Grupo Gigante Inmobiliario y Grupo Copri integran la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), a la que el Jefe de Gobierno le pidió las tareas de reparación de miles de edificios que colapsaron y no pueden ser habitados.

Hasta antes del sismo, las cuatro protagonizaban la efervescencia del sector con la construcción de rascacielos de hasta 64 pisos en sitios donde durante décadas estuvo prohibido construir más de cuatro pisos.

En donde antes hubo barrios antiguos o barrancas, estas inmobiliarias crearon un estilo de vida de lujo que reunió en el mismo espacio la casa habitación, el centro comercial, el gimnasio y en algunos casos, hasta el cementerio. Un estilo de vida tan lujoso que quedó lejos del alcance de muchos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.