Vecino de Tláhuac lleva 14 días brindando ayuda

 

Jonathan González vive en Tláhuac, pero cuando escuchó que había edificios derrumbados en varias colonias de Ciudad de México se trasladó inmediatamente para ayudar.

Tiene casi dos semanas que no regresa a su casa, porque ha ayudado a los vecinos de zonas afectadas a sacar sus papeles y pertenencias básicas.

“Salí de mi vivienda como voluntario, como rescatista; primero llegué a la escuela Enrique Rébsamen, por los rumbos de Villa Coapa, pero ahí el trabajo de ayuda estaba completamente bloqueado; me dí cuenta que protección civil de Iztacalco organizaba brigadas y de inmediato me les pegué.’’

Jonathan, de 40 años, trató de ayudar en distintos puntos el mismo 19 de septiembre, hasta que llegó a la calle de Balsas 18, en la colonia Miravalle, delegación Benito Juárez, donde participó en la recuperación de dos cuerpos y el rescate de una joven que estaba desaparecida.

Johnny, como le dicen los afectados del sismo, se dedica a la electrónica y nunca antes había participado en labores de rescate. ‘‘Ha sido desgastante, pero me involucré tanto en las historias de la gente de aquí, que no he podido dejar de ayudarles. Eso hizo que me aferrara a quedarme para hacer algo, porque se sentían solos’’.

‘‘Ya conozco a todos’’

Menciona por su nombre de pila a las víctimas, los heridos y sus familiares, a quienes no conocía, pero ahora sabe cuántos años tenían, quién los esperaba, qué día salieron del edificio colapsado, y comparte con ellos el campamento en el que resguardan sus pertenencias.

Ayer, el topo de la delegación Tláhuac ayudó a una mujer afectada a recuperar parte de su ropa desde el segundo piso, que antes era tercero, ya que el inmueble literalmente perdió dos plantas: el estacionamiento y el primer piso. ‘‘Ellos, los damnificados, me han dado toda su confianza y se los agradezco’’ dice el rescatista, a quien vecinas y vecinos abrazan espontáneamente en una muestra de agradecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.