También hubo operativos en Iztapalapa y Xochimilco

 

El operativo de vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, que empezó el jueves en Tláhuac, se extendió ayer a las delegaciones Xochimilco e Iztapalapa, donde también se identificó a células controladas por Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, presunto narcomenudista que fue abatido por efectivos de la Secretaría de Marina (Semar).

Las camionetas del Agrupamiento Fuerza de Tarea recorrían constantemente zonas habitacionales y detenían a toda persona que veían sospechosa, principalmente en las colonias Zapotitla, Agrícola Metropolitana, Miguel Hidalgo, Nopalera y Del Mar.

Integrantes de la Policía Auxiliar resguardaron las entradas de las estaciones del Metro Nopalera y Zapotitlán, de la Línea Dorada (12), en Tláhuac.

Cateos e intimidación

Vecinos denunciaron abusos, intimidación e incluso robo de celulares a quienes filmaban los cateos.

En la colonia Agrícola Metropolitana, sobre avenida La Turba, caminaban dos sujetos que fueron sometidos; uno de ellos incluso fue tirado al piso por varios elementos que portaban armas largas; luego de una minuciosa revisión fueron puestos en libertad: no había motivo para detenerlos.

En los postes de luz aún seguían pegadas las cartulinas en las que supuestamente la gente defiende al “Patrón”, como también se le conocía a Felipe de Jesús Pérez, porque les daba trabajo y ayudaba a los pobres; sin embargo, los vecinos de la zona al ser cuestionados sobre cómo era esa ayuda se desentendieron de haber colocado los anuncios.

En tanto, autoridades de la delegación Xochimilco se reunieron de manera extraordinaria con el gabinete de seguridad de la demarcación para informar sobre el despliegue policiaco y la vigilancia de pueblos, barrios y colonias debido a que los grupos del presunto narcomenudista abatido tenían influencia en la zona.

Durante la madrugada de ayer se retiraron los efectivos de la Semar que custodiaban el domicilio donde fue abatido El Ojos, sin dejar con vigilancia el inmueble e incluso con la puerta lateral de la cochera abierta. Podía verse el patio con restos de sangre, así como la camioneta en la que habría intentado huir Pérez Luna con impactos de bala concentrados en la parte del medallón que corresponde al copiloto.

Hojas sueltas

De una sola planta, la construcción consiste en un par de piezas para lo que habría sido un despacho jurídico; una que al parecer funcionaba de recepción y la otra de oficina. En ésta había un escritorio y encima varias libretas y hojas sueltas con columnas de cifras, supuestamente de pagos.

En una de ellas se leía: Dieguito. Miercoles 14 de junio; una suma: 100 gramos 31 200100 gramos 32 000. total 63 200, y más abajo: 6 de piedra y 5 de polvo de baja 11 x 8 = 885 de polvo del bueno = 45 y más 7 kilos de café = 7 mil. Total 203 200.

Una de esa libretas tenía cuatro separadores con nombres: GerasOmarmaíz y jey. Una de las hojas repletas de cifras con el encabezado Geras contenía a un costado la suma: total 987, 930, mientras en otra hoja suelta, también con columnas de cifras en el reverso, se anotó: Total 4,733,430.

El patio donde fueron abatidos El Ojos y sus cómplices había sido habilitado como cocina y no se observaban destrozos, salvo impactos de bala en los muros, el vehículo y unos cuantos en el portón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.