Condena el consejero de Seguridad Nacional la fallida prueba de misil balístico de Pyongyang

 

Todas las opciones están sobre la mesa, declaró el consejero de Seguridad Nacional, HR McMaster, al condenar lo que se cree que fue una fallida prueba de misiles balísticos de Corea del Norte, practicada en las primeras horas de este domingo.

El general McMaster dijo al programa The Week de la cadena ABC que la última prueba “encaja en un patrón de comportamiento provocador, desestabilizador y amenazante del régimen norcoreano.

El consenso es que este problema está alcanzando un punto crítico. Así que llegó el momento de emprender todas la acciones posibles, antes de una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente, afirmó el general.

Corea del Norte intentó sin éxito lanzar un nuevo misil en el área de Simpo, en la provincia de Hamkyong del Sur, informó Seúl, en una operación que coincidió con el gran desfile militar del Día del Sol (el pasado sábado), en el que Pyongyang celebra el nacimiento de Kim Il-sung, abuelo del actual dirigente Kim Jong-un. El Departamento de Defensa de Estados Unidos añadió que el artefacto explotó de manera inmediata.

Desde Afganistán, McMaster insistió en las coincidencias entre Washington y Pekín, luego de que el presidente estadunidense, Donald Trump, subrayó este fin de semana en Twitter la importancia de la cooperación con China para solucionar el problema con Corea del Norte, ya que Pekín provee de suministros a Pyongyang.

La cooperación de Washington con China supone un ablandamiento en el discurso de Trump respecto de Pekín. El jefe de la Casa Blanca defendió por medio de Twitter su reciente cambio de posición tras calificar a China de manipulador de divisas, al sostener que acepta la ayuda de ese país para tratar con Corea del Norte.

Trump tuiteó este domingo: ¿Por qué llamaría a China manipulador de moneda cuando ellos están trabajando con nosotros con el problema de Corea del Norte? ¡Veremos qué pasa!

En la entrevista con ABC, McMaster dijo que Trump ha consultado a militares, diplomáticos y funcionarios de inteligencia de Estados Unidos para estudiar de forma concertada medidas con sus aliados regionales, que podría aplicar si el régimen de Corea del Norte rechaza la desnuclearización.

Se refirió al líder de Corea de Norte, Kim Jong-un, de amenaza para todos en la región, y para el mundo, y advirtió que Trump claramente se siente cómodo tomando decisiones difíciles.

La prueba de lanzamiento del misil norcoreano se realizó horas antes de la llegada del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, a Corea del Sur, donde comenzó una gira de 10 días por Asia.

La presencia de Pence en Seúl dejó en claro que los funcionarios estadunidensese realizan un esfuerzo diplomático concertado para tratar de controlar la situación en Pyongyang y tranquilizar a los aliados en la región.

Nuestra histórica alianza con Seúl nunca había sido tan fuerte, subrayó Pence. Estados Unidos tiene unos 28 mil 500 militares en territorio sudcoreano.

Pyongyang ha sido objeto de varias resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas que buscan impedir que se dote de tecnología nuclear y balística.

El país asiático, que ha realizado cinco pruebas nucleares en los meses recientes, quiere elaborar un misil intercontinental capaz de llegar hasta Estados Unidos, algo que, según el presidente Trump, no ocurrirá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.